jueves, 10 de julio de 2008

Aceituna


La aceituna de mesa contiene un alto valor nutritivo y muy equilibrado, posee los aminoácidos esenciales en una proporción ideal, aunque su contenido en proteína es bajo, su nivel de fibra hace que sea muy digestiva. Destacan sus contenidos en minerales, especialmente el Calcio y el Hierro, también se encuentra presente la Provitamina A, Vitamina C y Tiamina. Cada aceituna es un combinado de los más finos principios activos, así como de grasas poli-insaturadas, vitaminas y minerales.
Origen:
La aceituna proviene de Europa. En el Perú el olivo presenta una marca estacionalidad: entre abril a julio se obtiene el 97% de la producción. La cosecha de aceitunas verdes se inicia a fines de febrero hasta abril; mientras que entre mayo y julio se obtiene la de aceitunas negras. El Consejo Oleícola Internacional las clasifica a las aceitunas de mesa en los siguientes tipos: verdes, color cambiante, tipos negras y ennegrecidas.
Principios activos:
La especial importancia de la aceituna se basa en su riqueza en grasas que ayudan a controlar el peso corporal y los niveles de colesterol en sangre. También está presente la vitamina E, gran antioxidante que nos protege contra los daños causados por el envejecimiento. La aceituna está compuesta en su mayoría por agua y su aporte calórico medio es de 148,5 calorías por 100 gramos, donde predominan los ácidos grasos insaturados sobre los saturados, y en especial, el ácido monoinsaturado oleico. Una cantidad adecuada sería tomar 25 gramos de aceitunas al día, es decir, 7 aceitunas aproximadamente, que aportan tan sólo 37 calorías.
Propiedades:
Fortalece el corazón.
Alivia el dolor inflamatorio.
Contribuye al control del peso.
Interrumpe los procesos de envejecimiento precoz.
Acción rejuvenecedora.
Fortalece el sistema inmune.
Protege las glándulas productoras de hormonas.
¿Cómo comerla?:
Se pueden añadir a las ensaladas, se pueden comer solas, en caliente o en frío.
Compra:
En el mercado se encuentran aceitunas verdes y negras, de diversos tamaños, aliñadas de distintas formas, deshuesadas o rellenas. Por ejemplo:
Verdes: son las aceitunas de frutos recogidos durante el ciclo de maduración, antes del envero y cuando han alcanzado un tamaño normal. Estas aceitunas serán firmes, sanas y resistentes a una suave presión entre los dedos y no tendrán otras manchas distintas de las de su pigmentación natural. La coloración del fruto podrá variar del verde al amarillo paja.
De color cambiante: obtenidas de frutos con color rosado, rosa vinoso o castaño, recogidos antes de su completa madurez, sometidos o no a tratamientos alcalinos y listas para su consumo.
Negras: obtenidas de frutos recogidos en plena madurez o poco antes de ella, pudiendo presentar, según la zona de producción y época del acopio, un color negro rojizo, negro violáceo, violeta oscuro, negro verdoso o castaño oscuro. Ennegrecidas por oxidación: son las obtenidas de frutos que no estando totalmente maduros han sido oscurecidos mediante oxidación y han perdido el amargor mediante tratamiento con lejía alcalina, debiendo ser envasadas en salmuera y preservadas mediante esterilización con calor.